Un intercambiador de calor a contracorriente o recuperador de calor tiene como objetivo principal la recuperación de energía utilizada para climatizar un espacio transfiriendo el calor del aire extraído del interior de un local al calor impulsado del exterior.
¿Como funcionan los recuperadores de calor?

Los recuperadores de calor se componen de un ventilador extractor de aire, un ventilador de impulsión y un intercambiador de calor perfectamente ensamblados y acoplados dentro de una estructura aislada acústica y térmicamente. El aire extraído del interior pasa por dentro del recuperador de calor y se cruza sin mezclarse en el intercambiador con el aire impulsado del exterior.

Circuito dentro del recuperador de calor:

Mediante la utilización de equipos de recuperación de calor en el sistema de ventilación de un local, se consigue recuperar porcentaje muy elevado de la energía usada para la climatización del aire del local que de lo contrario se derrocharía.